Datejust

EL RELOJ CLÁSICO DE REFERENCIA 

El Oyster Perpetual Datejust es el arquetipo del reloj Rolex clásico.  

Lanzado en 1945, el Datejust fue el primer reloj de pulsera cronómetro, automático y hermético en indicar la fecha en una ventana insertada en la esfera situada en la posición de las 3 h, de ahí su nombre. Gracias a su estética atemporal, sus funcionalidades y su valiosa historia, el Datejust es un icono de la relojería y uno de los relojes más reconocibles de la marca. 

Un estilo atemporal

La estética inmutable del Datejust lo hace inmediatamente reconocible. La forma característica de la caja Oyster, el bisel estriado en oro de 18 quilates, la lente Cyclops sobre la fecha y el brazalete Jubilee con eslabones de cinco elementos —creado especialmente para los modelos Datejust— contribuyeron a hacer de este reloj un clásico. 

Actualmente el Datejust está disponible en tres tamaños: 31, 36 y 41 mm. Cada modelo viene acompañado de una amplia gama de esferas en diferentes colores, acabados y materiales. Presentan esferas de nácar o engastadas de diamantes, así como motivos Jubilee, «palmeras» y «acanalado» grabados con láser que se aplican para un acabado tipo sol tradicional y un efecto particularmente sofisticado, exclusivos del Datejust. 

Galería

Con una selección de biseles —lisos, abombados, estriados o engastados de diamantes— el Datejust puede reflejar perfectamente la personalidad de quien lo lleve. El emblemático bisel estriado se elabora a partir de oro amarillo, blanco o Everose de 18 quilates. El bisel puede estar parcial o completamente engastado en diamantes. Los expertos internos seleccionan rigurosamente los diamantes talla brillante. Después se encargan los engastadores de Rolex, que los fijan a mano de tal forma que se resalte su estética única. 

El Datejust está equipado con un brazalete Jubilee, Oyster o President, dependiendo de la modalidad. Fluido y confortable, el brazalete Jubilee con eslabones de cinco elementos se creó específicamente para el lanzamiento del Oyster Perpetual Datejust en 1945. El brazalete Oyster, con eslabones planos de tres elementos, destaca por su robustez y sigue siendo el más universal de la colección Oyster Perpetual. El prestigioso brazalete President y sus tres eslabones semicirculares está exclusivamente disponible en modalidades en oro de 18 quilates del Datejust 31. 

Galería

EL RELOJ IDEAL PARA EL DÍA A DÍA 

El Datejust introdujo un calendario que indicaba la fecha por medio de un disco en una ventana situada en la posición de las 3 h, una innovación que más tarde se extendió. La lente Cyclops añadida al cristal, que fue inventada en 1953, permite aumentar el tamaño de la fecha para facilitar su lectura. Su inmediatamente reconocible y característica forma abombada se ha convertido en un distintivo del reloj. 

Combinación de oro y acero Oystersteel en un mismo reloj Rolex, el Rolesor supone una verdadera firma de la marca desde 1933, fecha en la que se registró el nombre. Es el encuentro propicio entre dos metales: uno, noble y precioso, fascina por su brillo e inalterabilidad; el otro, reputado por su resistencia a la corrosión, garantiza robustez y fiabilidad. 

Galería

  • Esfera «aubergine» y diamantes
  • Esfera verde menta
  • Esfera de nácar y diamantes
  • Esfera dark grey

Calibre

En función de su tamaño, el Datejust está equipado con el calibre 2236 (Datejust 31) o el calibre 3235 (Datejust 36 y Datejust 41), movimientos mecánicos de cuerda automática completamente desarrollados y manufacturados por Rolex. Su arquitectura, su fabricación y sus innovaciones les confieren un excelente rendimiento en términos de precisión y fiabilidad. El calibre 2236 y el calibre 3235 son movimientos de nueva generación que ofrecen mejoras esenciales en materia de precisión, autonomía, resistencia a los golpes y a los campos magnéticos, comodidad de uso y fiabilidad. 

Calibre 2236

EL PILAR DE LA COLECCIÓN OYSTER PERPETUAL 

El lanzamiento del Oyster Perpetual Datejust tuvo lugar en 1945 para conmemorar el 40.° aniversario de Rolex. Fue el primer reloj de pulsera cronómetro, automático y hermético en indicar la fecha en una ventana insertada en la esfera situada en la posición de las 3 h. El reloj combinaba todas las innovaciones principales aportadas hasta entonces por Rolex al reloj de pulsera moderno: precisión cronométrica, hermeticidad y cuerda automática. 

El Datejust revolucionó la visualización de la fecha del reloj de pulsera.  

Tradicionalmente, la fecha se indicaba mediante una aguja que apuntaba a los días inscritos sobre el contorno de la esfera. Con el Datejust, Rolex introdujo un calendario que indicaba la fecha por medio de un disco giratorio en una ventana situada en la posición de las 3 h. Esta innovación no solo era estéticamente agradable, sino también mucho más cómoda ya que facilitó la lectura de la hora y la fecha de un solo vistazo. Desde entonces, la visualización de la fecha en una ventana se ha convertido en el estándar de los relojes de pulsera. 

En 1947, cuando Rolex produjo el reloj número 100 000 de la marca en obtener el certificado oficial de Cronómetro, el fundador de la empresa, Hans Wilsdorf, quiso que este reloj único adornase la muñeca de una persona excepcional. Y eligió otorgar el reloj, un Oyster Perpetual Datejust en oro de 18 quilates, con un bisel estriado, esfera blanca y brazalete Jubilee, a Winston Churchill, una de las personalidades más prominentes de su época. Hans Wilsdorf y Winston Churchill intercambiaron cartas. El político británico aceptó con gratitud el regalo del modelo distintivo de Rolex y expresó su deseo de tener su escudo de armas grabado en el fondo. Tras recibir el reloj en su residencia de Londres, Winston Churchill lo admiró enormemente, particularmente impresionado porque el reloj era completamente hermético y automático. 

Compartir esta página