628 millas sin dormir en el mar. No hay tiempo para descansar.

Cuando termina el día se repite el mismo deseo, que la noche transcurra sin incidentes. Con una voluntad de hierro, curtidos por el viento y las olas, luchan contra la oscura y ondulante inmensidad. Estos hombres y mujeres han nacido para estar en el mar.

INICIO EN EL PUERTO DE SÍDNEY

La regata Rolex Sydney Hobart Race, organizada por el Cruising Yacht Club of Australia, empieza a las 13 horas el 26 de diciembre, con más de 100 embarcaciones cruzando la línea de salida en el Puerto de Sídney. Más de 400 000 espectadores se reúnen el día después de Navidad para presenciar una de las salidas de regata más espectaculares.

  • SALIDA
    Los veleros se dirigen al norte desde el puerto de Sídney, y a unas 628 millas náuticas se desvían hacia la derecha en dirección a Hobart, Tasmania.
  • SUPERAR LOS DESAFÍOS
    Los fuertes vientos en alta mar dan lugar a unas condiciones de navegación intimidantes durante la Rolex Sydney Hobart Yacht Race.
  • FINAL A LA VISTA
    La línea de meta guía a uno de los participantes al pasar la espectacular formación del parque nacional Tubos de Órgano de la isla de Tasmania, aproximándose a Storm Bay.
  • UNA AUTÉNTICA PRUEBA DE DESTREZA
    Para enfrentarse a los peligros constantes de la Rolex Sydney Hobart Yacht Race, es esencial ser racional y tener buenos reflejos.
  • EL ÚLTIMO TRAMO
    La emoción aumenta cuando los navegantes empiezan el último sprint en el río Derwent aproximándose a Hobart.

CELEBRANDO EL TRIUNFO

En Nochevieja, los fuegos artificiales iluminan Constitution Dock, donde las tripulaciones que participan y los espectadores disfrutan tras una emocionante aventura en el mar.

Compartir esta página