Wimbledon

Rolex y el tenis

El templo del juego original

Tradición y excelencia

Fundado hace casi un siglo y medio, en 1877, Wimbledon ha mantenido sus pistas de hierba originales. Cortado a una altura exacta de 8 mm, el césped recibe con honores a los jugadores y jugadoras únicamente durante el torneo, de dos semanas de duración. En 2022, Wimbledon celebra el centenario de su Pista Central en su emplazamiento actual de Church Road. Hoy en día cuenta con un aforo de 15 000 asientos.

Aunque en constante cambio, las reglas de Wimbledon permanecen impregnadas de tradición, un hecho que pone de relieve el deseo de los organizadores de mantener el protocolo en este deporte. Muestra de ello es el código de vestimenta de los tenistas, de blanco casi inmaculado. Con su excepcional superficie, su respeto por la tradición, su pasado legendario y las grandes figuras que se hicieron famosas en las pistas del All England Lawn Tennis & Croquet Club, Wimbledon es, sin duda, el templo del tenis.

Duelos épicos en un jardín inglés

Las finales de Wimbledon han pasado a la historia. Así como evocamos a sus campeones y campeonas, rememoramos los emocionantes momentos que elevaron los valores de este deporte al más alto nivel en la Pista Central. Recordamos los encuentros épicos entre Rod Laver y John Newcombe, Björn Borg y John McEnroe, Chris Evert y Martina Navrátilová, Roger Federer y Rafael Nadal y muchos más. Estos enfrentamientos han forjado la leyenda de Wimbledon a lo largo de las décadas y Rolex ha sido testigo de todo ello desde primera fila.

Ambiente Air-King

Conquistaron Wimbledon

Rolex y el tenis se alían al tiempo que el deporte se vuelve global

Pista central

Wimbledon 1978
Un hito que presagia el futuro

En su búsqueda de la excelencia, Rolex unió fuerzas con Wimbledon en 1978, cuando el tenis conquistaba nuevas cimas de rendimiento deportivo.

Los últimos años de la década de 1970 marcaron el inicio de la edad de oro del tenis profesional: el atractivo de las grandes competiciones aumentaba, el deporte adquiría un alcance global y las figuras principales del juego empezaban a cautivar a espectadores de todo el mundo. La edición de Wimbledon de 1978 sentó las bases del torneo para las próximas décadas.

El hogar del tenis, donde se forjan las leyendas

La marca unió fuerzas con este deporte en su evento más emblemático, que atrae al mayor número de seguidores de todo el mundo: un acto fructífero que anunciaba la solidez del compromiso de Rolex. Al suroeste de Londres, en el All England Lawn Tennis & Croquet Club se celebra Wimbledon, el torneo de tenis más antiguo del mundo, que ha sido el hogar de este deporte y el templo del tenis sobre hierba desde su edición inaugural en 1877.

Wimbledon no solo es la cuna del tenis sino también el lugar donde se ha escrito su historia año tras año durante casi un siglo y medio. Rolex se enorgullece de apoyar este centro de excelencia deportiva desde hace más de 40 años.

Compartir esta página