baselworld_2019_new_sea-dweller_video_cover_0001.mp4

Nuevos relojes 2019 Sea‑Dweller

El reloj de
las grandes profundidades

Rolex presenta una nueva modalidad de su Oyster Perpetual Sea‑Dweller en versión Rolesor amarillo (combinación de acero Oystersteel y oro amarillo de 18 quilates). Esta nueva referencia supone la llegada de un metal precioso a la gama Sea‑Dweller.

baselworld_2019_new_sea-dweller_video_autoplay_0001.mp4
New Rolex Sea-Dweller

INSTRUMENTO
DE EXPLORACIÓN SUBMARINA

El Sea‑Dweller (literalmente «habitante del mar» en inglés) fue diseñado en colaboración con los pioneros del buceo profesional en grandes profundidades y de larga duración.

Este reloj‑herramienta ultrarresistente acompañó a los primeros programas experimentales de vida bajo el mar, llevados a cabo en hábitats subacuáticos.

INSTRUMENTO
DE EXPLORACIÓN SUBMARINA

El Sea‑Dweller (literalmente «habitante del mar» en inglés) fue diseñado en colaboración con los pioneros del buceo profesional en grandes profundidades y de larga duración. Este reloj‑herramienta ultrarresistente acompañó a los primeros programas experimentales de vida bajo el mar, llevados a cabo en hábitats subacuáticos.

Ha desempeñado un papel esencial en la conquista de los fondos marinos gracias a su caja Oyster —con una hermeticidad inicial de 610 metros (2000 pies) y, a partir de 1978, de 1220 metros (4000 pies)— y gracias a una innovación decisiva patentada por Rolex: la válvula de helio, integrada en el flanco de la caja.

CERÁMICA DE ALTA TECNOLOGÍA

Rolex ha desempeñado un papel pionero en el desarrollo de cerámicas especiales para la fabricación de biseles monobloque y discos de bisel monobloque. Particularmente resistentes a las rayaduras y la corrosión, estos nuevos materiales presentan colores inalterables y de una intensidad poco común.

CERÁMICA
DE ALTA TECNOLOGÍA

Rolex ha desempeñado un papel pionero en el desarrollo de cerámicas especiales para la fabricación de biseles monobloque y discos de bisel monobloque. Particularmente resistentes a las rayaduras y la corrosión, estos nuevos materiales presentan colores inalterables y de una intensidad poco común. La marca ha desarrollado un savoir‑faire y unos métodos de fabricación de alta tecnología exclusivos e innovadores que le permiten producir estos componentes de cerámica con total independencia.

En la nueva modalidad del Sea-Dweller, el bisel giratorio unidireccional está dotado de un disco Cerachrom graduado 60 minutos en cerámica negra que permite a los submarinistas leer su tiempo de inmersión con total seguridad. Las graduaciones y los números, moldeados en hueco, se colorean depositando oro amarillo mediante una técnica PVD (Physical Vapour Deposition, depósito físico de vapor). Gracias a las muescas de su contorno, que ofrecen un excelente agarre, el bisel puede manipularse cómodamente, incluso con guantes.

CAJA OYSTER Y VÁLVULA DE HELIO

La caja Oyster de la nueva modalidad del Sea‑Dweller, ejemplo de robustez y fiabilidad, garantiza una hermeticidad de hasta 1220 metros. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de acero Oystersteel especialmente resistente a la corrosión.

CAJA OYSTER
Y VÁLVULA DE HELIO

La caja Oyster de la nueva modalidad del Sea‑Dweller, ejemplo de robustez y fiabilidad, garantiza una hermeticidad de hasta 1220 metros. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de acero Oystersteel especialmente resistente a la corrosión. Su fondo, con un fino sistema de acanalado, está herméticamente enroscado con ayuda de una herramienta especial que permite que únicamente los relojeros de Rolex accedan al movimiento.

La corona Triplock, provista de un sistema de triple hermeticidad y de protectores tallados en la carrura, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops en la posición de las 3 h para una mejor lectura de la fecha, está realizado en zafiro prácticamente imposible de rayar. Totalmente hermética, la caja Oyster protege de forma óptima el movimiento de alta precisión que alberga en su interior.
La válvula de helio, patentada por Rolex en 1967, actúa como un dispositivo de seguridad. Permite, durante las fases de descompresión en cámara hiperbárica, evacuar el exceso de presión acumulada en el interior de la caja durante la inmersión, manteniendo al mismo tiempo la hermeticidad del reloj.

EL CALIBRE PERPETUAL 3235

La nueva modalidad del Sea-Dweller está equipada con el calibre 3235, un movimiento de nueva generación, completamente desarrollado y manufacturado por Rolex.

CALIBRE
PERPETUAL 3235

La nueva modalidad del Sea-Dweller está equipada con el calibre 3235, un movimiento de nueva generación, completamente desarrollado y manufacturado por Rolex. Este movimiento mecánico de cuerda automática, concentrado de tecnología a la vanguardia del arte relojero, ha sido objeto de varios depósitos de patente. Ofrece mejoras esenciales en materia de precisión, autonomía, resistencia a los golpes y a los campos magnéticos, comodidad de uso y fiabilidad.

El calibre 3235 cuenta con el escape Chronergy, patentado por Rolex, que combina un alto rendimiento energético con una gran seguridad de funcionamiento. Está fabricado en níquel‑fósforo y es insensible a los campos magnéticos. El movimiento cuenta también con una versión optimizada de la espiral Parachrom azul, fabricada por la marca en una aleación paramagnética exclusiva que hace que sea hasta diez veces más precisa que una espiral convencional en caso de golpes. La espiral Parachrom azul está provista, además, de una curva final Rolex que garantiza su regularidad en todas las posiciones.
El oscilador está montado sobre amortiguadores de golpes Paraflex de alto rendimiento, desarrollados y patentados por Rolex, que ofrecen al movimiento una resistencia mayor a los golpes. El calibre 3235 lleva un mecanismo de cuerda automática por rotor Perpetual. Gracias a su arquitectura de barrilete y al rendimiento superior de su escape, posee una reserva de marcha de aproximadamente 70 horas.

El reloj que ha conquistado las profundidades

El universo Sea-Dweller