Day‑Date
El camino más osado

El nuevo Day‑Date 40 en platino 950 luce un bisel estriado fabricado en el mismo metal precioso, una primicia para Rolex y una innovación que no es meramente estética.

Han sido necesarios muchos años de investigación para poder adaptar el procedimiento de guilloqueado de las estrías al «más noble de los metales».

La esfera azul glaciar sigue siendo el rasgo distintivo exclusivo de los relojes Rolex de platino 950.

Esta modalidad del Oyster Perpetual Day‑Date 40 está dotada de un segundero azul, mientras que su esfera presenta números romanos independientes facetados e índices facetados en oro blanco de 18 quilates.

Ambiente Day-Date

La exclusividad según Rolex

Cuando ve la luz en 1956, el Day‑Date constituye una gran innovación al ser el primer reloj de pulsera con calendario que indica, como complemento de la fecha, el día de la semana con todas las letras en una ventana en forma de arco en la posición de las 12 h, una verdadera proeza técnica para la época. La indicación del día de la semana está disponible en 26 idiomas a elegir. Los relojes de la gama Day‑Date se fabrican exclusivamente en metal precioso: oro amarillo, blanco o Everose de 18 quilates, o incluso platino 950.

Utilizado por numerosas personalidades políticas, líderes y visionarios en todo el mundo, el Day‑Date resulta inmediatamente reconocible en la muñeca, sobre todo gracias a su emblemático brazalete President. Un nombre premonitorio que, sumado a la talla de las personalidades que lo han llevado, le ha valido al Day‑Date su apodo: el «reloj de los presidentes».

Bisel del Day-Date 40

La obtención de facetas de geometría perfecta cuyos flancos presentan una superficie brillante supuso un auténtico desafío técnico, superado por la marca gracias a la excelencia de su savoir‑faire.

Caja Oyster,
símbolo de hermeticidad

Brazalete President

Rolex presenta sus últimas creaciones: modelos que insuflan aires de optimismo e innovación al mundo de la relojería.

Compartir esta página