Es necesario actualizar su navegador

Bienvenido a rolex.com. Para proporcionarle la mejor experiencia posible, rolex.com requiere una actualización del navegador. Utilice una versión más reciente de su navegador para visitar nuestro sitio web.

Siga a Rolex en WeChat escaneando el código QR.

Bloodhound SSC

Rolex y el automovilismo

En 2016, el proyecto BLOODHOUND busca batir el récord mundial de velocidad en tierra con un coche supersónico propulsado por motores de cohete y a reacción, capaz de alcanzar la asombrosa velocidad de 1.000 millas por hora (1.609 km/h).  Respaldado activamente por Rolex, este proyecto de alta tecnología está impulsado por un desafío relacionado con la educación: para estimular el interés por la ciencia y la ingeniería alrededor del mundo, de la misma manera que la exploración espacial y otras proezas tecnológicas inspiraron a toda una generación de científicos y técnicos.

Diseñado para desafiar fuerzas aerodinámicas extremas a 1.000 millas por hora (1.609 km/h), el estilizado fuselaje del BLOODHOUND SSC tiene casi 14 metros de longitud con dos ruedas delanteras dentro de la carrocería y dos traseras montadas al exterior dentro de los carenados de las ruedas. Esta mezcla pionera de tecnología aeronáutica y automovilística pesa cerca de 8 toneladas con el depósito de combustible lleno y emplea la potencia de tres motores –de cohete, a reacción y combustión interna– que produce más de 135.000 caballos de fuerza –el equivalente de 180 coches de carrera Formula 1®. Las tecnologías y materiales más punteros fueron utilizados en su diseño y fabricación.

Bloodhound SSC
Rolex y Andy Green

Andy Green

Espíritu de determinación

El piloto del BLOODHOUND SSC, Andy Green, ostenta actualmente el récord mundial de velocidad en tierra y es la primera y única persona en conducir a velocidad supersónica. Su licenciatura con honores de primera clase en matemáticas por la Universidad de Oxford es solo una muestra de su pasión por la precisión y la excelencia, que han convertido a este experimentado piloto de reactores en el hombre más rápido del planeta.

 

 

 

Malcolm Campbell

El hombre más rápido del planeta

Rolex y el automovilismo

La pasión de Rolex por la velocidad se remonta a los años treinta cuando la marca se asoció con el británico Sir Malcolm Campbell, con nueve récords mundiales de velocidad en tierra y el primer hombre en romper la simbólica barrera de las 300 millas por hora (483 km/h), al volante de su speedster, Bluebird. Esta pasión fue alimentada por un legado pionero de carreras de velocidad y récords establecidos, convirtiéndose en una exploración de las fronteras de la tecnología. Prueba de ello es el BLOODHOUND SSC, que se prepara para desafiar la barrera de las 1.000 millas por hora (1.609 km/h).

Los dos hombres más rápidos del planeta dirigen el proyecto BLOODHOUND: Richard Noble, director de proyecto y antiguo poseedor del récord, y Andy Green, el piloto, poseedor del récord actual y la primera persona en pilotar a la velocidad supersónica. Entre los dos, han tenido entre sus manos el récord mundial de velocidad en tierra por más de 30 años.

Leer más
Coche supersónico

Explore más

¿Le gustaría saber más acerca del mundo de Rolex?