Es necesario actualizar su navegador

Bienvenido a rolex.com. Para proporcionarle la mejor experiencia posible, rolex.com requiere una actualización del navegador. Utilice una versión más reciente de su navegador para visitar nuestro sitio web.

Siga a Rolex en WeChat escaneando el código QR.

Steve Guerdat

Cada Rolex tiene una historia que contar

El campeón suizo de salto ecuestre Steve Guerdat se sentó a lomos de un caballo antes de aprender a andar y se ha convertido en uno de los mejores jinetes de salto ecuestre del mundo. Su compromiso con el deporte y su pasión por los caballos lo han convertido en el triunfador que es hoy en día. En 2012, Guerdat se clasificó en tercer lugar a nivel mundial y en 2013 ganó el Gran Premio Rolex en el CHI Geneva, luciendo en su muñeca su Rolex Cosmograph Daytona como un recordatorio de una historia de amor para toda la vida y un testimonio personal de sus logros.

Rolex y Steve Guerdat - Cada Rolex tiene una historia que contar
Descubra la historia de Steve Guerdat con Rolex. El jinete y embajador Rolex habla sobre su carrera en el salto ecuestre y su reloj Rolex Cosmograph Daytona.

«Siempre he tenido claro que quería estar rodeado de caballos. Creo que incluso me senté en uno antes de que supiera andar».

La conexión entre un jinete y su caballo es básicamente una historia de amor. No es algo que suceda de la noche a la mañana. Son horas de trabajo entre tu caballo y tú para intentar comprender qué sabe y qué no sabe. Esta armonía se crea con el tiempo a través de la confianza.

Siempre he tenido claro que quería estar rodeado de caballos. Creo que incluso me senté en uno antes de que supiera andar. Para mí, la felicidad es sentarme a lomos de un caballo, porque me siento libre. Solo somos mi caballo y yo. Y esa es fundamentalmente la sensación que busco, la sensación que más aprecio en mi vida. Ser jinete es más que un deporte, es una forma de vida. Tienes que ser adicto a ello porque dedicas completamente tu vida a los caballos. Es una excelente escuela de la vida; lo que los caballos me pueden enseñar me hace mejor persona. El éxito viene después.

«Mi Rolex Daytona me recuerda todo esto, lo llevaba puesto cuando gané por primera vez el CHI Geneva en 2013, el cual es un evento muy especial para mí. Es un día que jamás olvidaré».

Tenía 16 años la primera vez que participé en CHI Geneva. Me encanta el espectáculo y el público. Me transmiten una emoción indescriptible, por eso para mí esta es la mejor semana del año. Siempre intento dar lo mejor de mí allí año tras año. Me gusta competir en Suiza porque el público es el corazón del espectáculo. Cuando entras en la pista y sientes a la gente animándote... te sientes invencible.

El reloj Rolex Cosmograph Daytona de Steve Guerdat

Mi Rolex Daytona me recuerda todo esto, lo llevaba puesto cuando gané por primera vez el CHI Geneva en 2013, el cual es un evento muy especial para mí. Es un día que jamás olvidaré. Probablemente sea el objeto que pasa más tiempo conmigo, lo llevo puesto día y noche. Haga lo que haga, está conmigo.

Mi reloj ha presenciado muchos buenos momentos. Aun así, me alegra mucho que no pueda hablar ya que hay otros momentos que tienen que quedar entre nosotros.

Cuando miro el reloj, veo algo que forma parte de mí.

Descubra sus historias

#EveryRolexTellsAStory