Es necesario actualizar su navegador

Bienvenido a rolex.com. Para proporcionarle la mejor experiencia posible, rolex.com requiere una actualización del navegador. Utilice una versión más reciente de su navegador para visitar nuestro sitio web.

Siga a Rolex en WeChat escaneando el código QR.

Björn Borg

Cada Rolex tiene una historia que contar

Uno de los mejores tenistas de todos los tiempos, el jugador sueco Björn Borg, ganó 62 títulos individuales, incluyendo 11 títulos de Grand Slam, y fue número uno mundial en 1979 y 1980. Borg aprendió a jugar al tenis a una edad temprana. Debutó en Wimbledon en el verano de 1973, y un año después se convirtió en profesional a la edad de 17 años. Considerado como un joven prodigio al comienzo de su carrera, ganó su reputación por su estilo de juego, su resistencia y su temperamento tranquilo en las pistas, elementos que le valieron el apodo de «El hombre de hielo». Borg fue el primer fenómeno del tenis y aumentó la popularidad de este deporte durante los años setenta. Se retiró en 1983 con solo 26 años. Su Rolex es un recordatorio de todos sus logros en las pistas y de lo que fue capaz de aportar para cambiar este deporte.

Rolex y Björn Borg - Cada Rolex tiene una historia que contar
Descubra la historia de Björn Borg con Rolex. El tenista sueco y testimonial Rolex habla sobre el significado especial de su reloj Rolex, un Day-Date.

«No era consciente de lo que iba a suceder, que formaría parte de la nueva época que comenzó en el tenis».

Mi padre fue un buen jugador de tenis de mesa. Jugó un torneo local en mi ciudad natal en Suecia y ganó una raqueta de tenis, que luego me regaló. Yo tenía 7 u 8 años. Al día siguiente fui a una pista de tenis y jugué con algunos amigos. Desde el primer punto o los primeros cinco minutos, me enamoré de este deporte. Desde ese momento empecé a jugar al tenis.

Cuando tenía 12 años jugué un torneo junior. Tuve el peor temperamento posible: tirando las raquetas, maldiciendo, jugando sucio... Puedes imaginar, o no, lo mal que me comportaba en la pista. ¡El club me sancionó y estuve apartado del tenis durante seis meses! Regresé y no volví a abrir la boca después de aquello. Tenía miedo de que me sancionaran otra vez. Por lo tanto, empecé a aprender a guardarme los sentimientos para mí, a guardármelo todo dentro.

Pienso que de niño siempre quieres tener éxito en algo. Cuando gané Wimbledon por primera vez fue como un sueño. Era una recompensa tras todos aquellos años y todas las lágrimas y todo el dolor que me estaba dejando en la pista tratando de ser un campeón. Y por fin, tienes la copa en tus manos.

«Creo que es muy parecido a mi personalidad y lo que represento».

No era consciente de lo que iba a suceder, que formaría parte de la nueva época que comenzó en el tenis. Antes era más como un deporte clásico. Yo era una especie de fenómeno, y algo nuevo llegó al tenis que fue positivo para el deporte en general. Me siento muy orgulloso y feliz de formar parte de aquella época.

Reloj Rolex de Björn Borg

Vi este reloj hace muchos años y me fascinó. Es un Day‑Date, se presentó por primera vez en 1956, que fue el año en el que yo nací. Este significó algo especial para mí, y creo que por eso lo he estado llevando tantos años. Creo que es muy parecido a mi personalidad y lo que represento.

Cuando miro mi reloj y recuerdo el éxito y los logros que conseguí en la pista de tenis, ganando los grandes campeonatos, los grandes torneos... Representa esto: «Creo en la excelencia. Conseguí algo inmenso en la pista de tenis de lo que me siento muy orgulloso».

Descubra sus historias

#EveryRolexTellsAStory