Es necesario actualizar su navegador

Bienvenido a rolex.com. Para proporcionarle la mejor experiencia posible, rolex.com requiere una actualización del navegador. Utilice una versión más reciente de su navegador para visitar nuestro sitio web.

Siga a Rolex en WeChat escaneando el código QR.
Reloj Rolex de James Cameron

Cameron

James

Maestro en su arte

James Cameron es un aclamado director y explorador. Como director, guionista y productor, es responsable de algunas de las películas más memorables de las últimas tres décadas: Terminator (1984), Aliens: el regreso (1986), Abyss (1989), Terminator 2: el juicio final (1991), Mentiras arriesgadas (1994), Titanic (1997), y Avatar (2009).

Sus películas han abierto nuevos caminos a los efectos especiales y han establecido numerosos récords de taquilla tanto nacionalmente como en el extranjero: Avatar posee el récord de la película más taquillera de la historia del cine, y Titanic mantuvo ese mismo récord durante 12 años. Las películas de Cameron han obtenido a su vez numerosas nominaciones y premios. En particular, Titanic recibió 14 nominaciones a los premios Óscar y cosechó 11 premios Óscar, ambos fueron récords, incluyendo tres premios Óscar a la mejor película, mejor dirección y mejor montaje.

Fue necesario más de dos años de desarrollo de nueva tecnología para Avatar, incluyendo la técnica de captura de movimiento facial, una cámara virtual en tiempo real para la producción gráfica, y el sistema SIMULCAM para el seguimiento en tiempo real y para incorporar los personajes virtuales a escenas reales. Estas técnicas se combinan con la visión estereoscópica para crear una película de animación por ordenador rodada por actores reales. Cameron se encuentra actualmente produciendo Avatar 2, 3, 4 y 5.

Rolex presents: James Cameron, a master of his craft

Cameron es un ávido buceador desde 1969, y ha pasado más de 3000 horas bajo el agua, 500 de ellas en sumergibles. Con el objetivo de combinar sus dos grandes pasiones —el buceo y la cinematografía—, Cameron escribió, produjo y dirigió Abyss, película que abrió nuevo caminos en el cine y en la iluminación submarinos. Su atracción por las profundidades lo llevaron finalmente al Everest de los naufragios: el Titanic. En 1995, Cameron realizó 12 inmersiones en un sumergible tripulado al Titanic para preparar su largometraje. Para esa expedición, Cameron desarrolló un equipo inédito de rodaje, iluminación y robótico para usar en las profundidades a presiones extremas. El éxito técnico de esa expedición fomentó su deseo de llevar la experiencia de la exploración submarina a espectadores de todo el planeta, tal como expresó en su documental sobre la exploración y conservación de océanos.

James Cameron y el cine

«Todos nosotros, los cuatro, tenemos estilos muy diferentes y nos interesan temas muy distintos, pero tenemos en común la devoción por la excelencia, desde una perspectiva única y visionaria del mundo».

Reloj de James Cameron

Cameron ha sido propietario de un Rolex durante varias décadas. Los relojes Rolex aparecen con naturalidad en sus películas; al difunto actor Bill Paxton le otorgó un Rolex Submariner para que lo llevase durante el rodaje de Titanic. «Las grandes películas están hechas de detalles, y no solo de algunos, sino de todos ellos. Cada personaje, cada accesorio y cada secuencia», dijo Cameron. «Un Rolex no es solo un hermoso reloj y una obra maestra de la ingeniería, es muy resistente. Es un reloj que puedes llevar en cualquier ambiente y soportará la presión. Así que, lo que le dices a la audiencia de forma subliminal es que ese personaje también puede soportar la presión, que él o ella tiene lo que hace falta».

Cameron describió su experiencia de participar en la película de Rolex de este año con los otros directores: «Todos nosotros, los cuatro, tenemos estilos muy diferentes y nos interesan temas muy distintos, pero tenemos en común la devoción por la excelencia, desde una perspectiva única y visionaria del mundo». Gracias a su enfoque y perspectiva visionaria, las obras de Cameron han sido capaces de resistir el paso del tiempo.

«Como narradores, tenemos que seguir superando límites e intentar lo imposible; a nadie se le recuerda por ir a lo seguro».

James Cameron