Escondido en su caja hermética, el movimiento Perpetual es invisible para quien lleva el reloj.

Solamente los relojeros certificados por Rolex pueden tener acceso al movimiento con sus herramientas especiales.  Sin embargo, cuando se tiene el honor de observarlo, este exquisito mecanismo, reconocido en todo el mundo por su precisión cronométrica, puede ser apreciado por lo que realmente es: una obra de arte, un magnífico universo en miniatura, una infinidad de formas, figuras, volúmenes, colores y superficies, algunas pulidas, algunas satinadas, otras perladas, siempre con el mayor cuidado y atención, conforme a las tradiciones relojeras.

Relojería: movimientos perpetual
Precisión, robustez y fiabilidad

UNA ARQUITECTURA COMÚN

Los movimientos Perpetual que equipan los modelos Oyster gozan plenamente de la reputación de excelencia de los relojes Rolex. Mecánicos y de cuerda automática, todos ellos rigurosamente certificados como Cronómetro por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC), son diseñados y fabricados íntegramente por Rolex sobre la base de unas características comunes que garantizan unas prestaciones muy elevadas, así como el cumplimiento con las estrictas exigencias en materia de precisión, fiabilidad, resistencia a los golpes, cuerda automática eficaz y facilidad de mantenimiento.

  • El corazón
    del movimiento

    Precisión cronométrica

  • VOLANTE DE INERCIA VARIABLE
    Dotado de tuercas Microstella de oro, este volante permite un ajuste de alta precisión y una gran estabilidad.

  • ESPIRAL CON CURVA ROLEX
    La última espira de la espiral se dobla hacia el centro para contrarrestar los efectos de la gravedad. Esto permite un desarrollo perfectamente equilibrado y concéntrico (isócrono) del volante-espiral y contribuye a una mayor precisión cronométrica en todas las posiciones.

  • FRECUENCIA ÓPTIMA
    Una frecuencia de 28 800 alternancias por hora (es decir, 8 por segundo) que permite conciliar de forma óptima la precisión y la fiabilidad.

  • PUENTE DE VOLANTE TRANSVERSAL 
    El puente de volante transversal permite un posicionamiento muy estable y preciso del oscilador a fin de mejorar las prestaciones cronométricas y cuya rigidez aumenta considerablemente la resistencia a los golpes.

  • LUBRICANTES DE ALTO RENDIMIENTO 
    La calidad de los lubricantes tiene una importancia primordial para el buen funcionamiento de un movimiento mecánico. Rolex ha desarrollado nuevos lubricantes exclusivos, sintetizados en sus propios talleres, cuya duración y estabilidad en el tiempo han experimentado una notoria mejoría.

  • UN ACABADO REFINADO 
    Solamente los relojeros oficiales de Rolex pueden acceder, mediante una herramienta específica, a los movimientos Perpetual que han sido decorados siguiendo las normas del arte relojero. A título de ejemplo, las platinas son perladas, y los puentes satinados, perlados o colimados; los engranajes «cerclados», y las cabezas de los tornillos pulidas espejo; y sus contornos y hendiduras se achaflanan.

ESCONDIDO EN SU CAJA HERMÉTICA, EL MOVIMIENTO PERPETUAL ES INVISIBLE PARA QUIEN LLEVA EL RELOJ.

Una historia de precisión

CRONÓMETRO SUPERLATIVO

El sello verde que acompaña a su Rolex simboliza su estatus de Cronómetro Superlativo. Esta exclusiva certificación da fe de que el reloj ha superado con éxito una serie de controles finales específicos llevados a cabo por Rolex en sus propios laboratorios y según sus propios criterios, como complemento de la certificación oficial COSC de su movimiento. Estas pruebas inigualables, relativas a la precisión cronométrica tras el ensamblado, la hermeticidad, la cuerda automática y la autonomía, elevan los límites de su rendimiento y convierten a Rolex en el estándar de excelencia en el ámbito de los relojes mecánicos. El sello verde acompaña, asimismo, una garantía de cinco años aplicable a todos los modelos Rolex.

Relojería: cronómetro superlativo
  • Precisión
    Superlativa

    Movimientos Rolex

  • OSCILADOR
    En un reloj mecánico, el oscilador es el guardián del tiempo. Formado por un resorte y un volante, este órgano regulador determina la precisión del reloj mediante la regularidad de sus oscilaciones.

  • PARAFLEX
    Amortiguador exclusivo y extrema­damente eficaz desarrollado y patentado por Rolex en 2005. Mejora la resistencia a los golpes en más de un 50 por ciento.

  • ESCAPE 
    ¿Alguna vez se ha preguntado por qué los relojes automáticos hacen «tictac»? Este sonido proviene del escape, un componente fundamental que juega un rol clave en la medición del tiempo por parte del movimiento.

¿Sabía usted?

EL ORIGEN DE LA FRASE

"Superlative Chronometer Officially Certified"
Tradicionalmente, los relojes podían ser certificados como cronómetros por los mismos fabricantes para autentificar su alta precisión, lo que suponía un gran riesgo de que se cometieran abusos y fraudes. Para garantizar la calidad de sus cronómetros, Rolex decidió que estos fueran certificados oficialmente, a pesar del tiempo y los costes extra que esto suponía. Para marcar la diferencia, a finales de los años 30, la marca cambió su inscripción en las esferas de «Cronómetro» a «Cronómetro Certificado Oficialmente». En 1951, la certificación oficial se hizo obligatoria. Rolex decidió diferenciarse mediante la obtención de certificates  avec mention  (certificados de rendimiento superior). Según la antigua normativa, los movimientos que demostraron una precisión superior en las pruebas recibieron un certificado con la distinción «resultados particularmente satisfactorios». A finales de los años 50, Rolex lanzó una nueva generación de movimientos que eran tres veces más precisos que los criterios establecidos para obtener una mención.

Relojería: movimientos cronómetro superlativo

Compartir esta página