Metales preciosos, acero inoxidable, cerámica, nácar, piedras preciosas... Puesto que la selección de los materiales es un elemento esencial de la larga cadena de procesos en la manufactura de un producto excepcional, Rolex selecciona rigurosamente los materiales para sus relojes. Cada puente del movimiento, cada rueda, cada piñón, cada elemento de la caja, del brazalete o de la esfera, se realiza en un material que ha sido seleccionado meticulosamente y reevaluado constantemente para garantizar sus prestaciones y su estética impecable.

Prestaciones apropiadas para condiciones extremas

ACERO OYSTERSTEEL

Un reloj Rolex debe funcionar perfectamente y conservar toda su belleza incluso en las condiciones más extremas. Por este motivo, Rolex utiliza el acero Oystersteel, una superaleación de acero específico para la marca. El acero Oystersteel pertenece a la familia del acero 904L, que resiste particularmente bien a la corrosión y adquiere un brillo excepcional al ser pulido.

El acero 904L se utiliza generalmente en la alta tecnología, la industria aeroespacial o la industria química. Su excelente resistencia a la corrosión es comparable a la de los metales preciosos.

Relojería: materiales acero Oystersteel
  • La fuente
    del resplandor

    Oro

  • Los relojes Rolex en oro poseen un resplandor cautivador, fruto de años de experiencia en el perfeccionamiento del uso del metal más precioso. Rolex puede garantizar el cautivador resplandor sin igual de sus cajas y brazaletes ya que controla el proceso en su totalidad.

  • Rolex utiliza exclusivamente oro de 18 quilates, una magnífica aleación formada por 750 ‰ (milésimas) de oro puro, más la combinación exacta de elementos como plata y cobre, necesaria para producir los diferentes tipos de oro de 18 quilates: amarillo, blanco y Everose, una aleación de oro rosa exclusiva de Rolex. Las fórmulas de Rolex, guardadas celosamente, garantizan una durabilidad excepcional, así como una alta capacidad de pulido y un resplandor extraordinario que perdura generación tras generación.

Y la luz se hizo

PLATINO

El platino, escaso y precioso, es considerado el metal más noble por su sorprendente blancura plateada y su vibrante luminosidad. Con el paso del tiempo, se ha convertido en el metal de mayor prestigio, capaz de destacar las piedras preciosas como ningún otro material.

Rolex utiliza platino 950, una aleación compuesta por 950 ‰ (milésimas) de platino generalmente combinado con rutenio. Esto aporta al metal la robustez necesaria para ser utilizado en las cajas de los relojes, y a la vez le permite mantener su brillo y resplandor legendarios.

Relojería: materiales platino
  • El encuentro
    de los metales

    Rolesor

  • El Rolesor es una fusión de dos metales en un mismo reloj, una combinación de oro y acero con su contraste de colores y brillos que crea un juego de equilibrio y armonía.

La pureza de las gemas engastadas

Piedras preciosas

Por su brillo único y el extremo cuidado aplicado en el engaste, las piedras preciosas de primera calidad seleccionadas por Rolex confieren a los modelos engastados un prestigio sin igual.

  • Belleza
    que perdura

    Cerachrom

  • Rolex desarrolló y patentó el bisel Cerachrom para modelos Profesionales específicos, con el fin de garantizar su belleza y funcionalidad duraderas incluso tras ser expuestos a las condiciones más extremas. Fabricado a partir de un material cerámico de gran dureza, es prácticamente imposible de rayar y su color no se ve afectado por los rayos ultravioleta.

  • Para lograr una legibilidad óptima, los números y las graduaciones son grabados o moldeados en la cerámica y luego recubiertos con una fina capa de oro o platino mediante un proceso PVD. El pulido final elimina el oro o el platino del resto de la superficie del bisel, dándole un resplandor excepcional y duradero.

  • De todo
    el sistema
    solar

    Meteorito

  • Los meteoritos cruzan cientos de millones de kilómetros hasta alcanzar la Tierra, de casualidad. Rolex integra un material metálico proveniente de los meteoritos en algunos de sus relojes, de diseño.

  • Los orígenes de los meteoritos de hierro incorporados en la esfera de un número determinado de cronógrafos Rolex no pueden separarse al resto de materiales utilizados en la fabricación de relojes. El metal proviene de un asteroide —o puede que de un planeta— que ha explotado, impulsando material por todo el sistema solar hasta que entra en la órbita de nuestro planeta y la gravedad lo empuja hasta la tierra.

  • Estas formaciones inspiran a los diseñadores de Rolex que crean, a partir de esas configuraciones, un tesoro único para algunos de los modelos más prestigiosos. Dado el origen de las aleaciones de hierro, el metal se usa apropiadamente para representar la luna llena en la esfera del nuevo Cellini Moonphase.

Compartir esta página