LA CAJA OYSTER

Símbolo de hermeticidad

La caja Oyster constituye un hito fundamental en la historia de la relojería contemporánea. Inventada por Rolex en 1926, es la primera caja de reloj de pulsera hermética del mundo, gracias a un sistema patentado de bisel, fondo y corona enroscados sobre la carrura. Símbolo de hermeticidad y robustez, modelo de proporciones y elegancia, combina de un modo deslumbrante forma y función, sea cual sea el material en el que esté fabricada: acero 904L, oro de 18 quilates o platino 950.

Caja Oyster
relojes herméticos

LA FUERZA
DE UN CONCEPTO

La caja Oyster

Hoy en día, gracias a la construcción hermética de la caja, todos los relojes Oyster tienen una hermeticidad garantizada de al menos 100 metros y de hasta 3.900 metros para el reloj de submarinismo Rolex Deepsea.

CARRURA MONOBLOQUE

La carrura de la caja Oyster (parte central) está estampada y mecanizada en un bloque macizo de acero 904L, oro de 18 quilates o platino. Extremadamente robusta, conforma el armazón de la caja sobre la cual se fijan con solidez el resto de elementos. En determinados modelos Professional, el protector de la corona está tallado directamente en la carrura.

FONDO ENROSCADO CON SISTEMA DE ACANALADO ROLEX

El fondo de la caja Oyster va herméticamente enroscado a la carrura. Las estrías acanaladas características de los fondos de caja Oyster, heredadas de las del modelo Oyster de 1926, sirven de sujeción para una herramienta especial de la que disponen para acceder al movimiento únicamente los relojeros autorizados de Rolex.

CORONA DE CUERDA

La corona del éxito

La corona de cuerda, pequeña obra maestra de excelencia técnica, consta de unas 10 piezas y se atornilla a un tubo que es parte integral de la caja del reloj. Es así como Rolex, por primera vez en la historia de la relojería, logró crear una corona de cuerda hermética —una interfaz entre el interior sellado y protegido del reloj, y el agua y los elementos indómitos del mundo exterior.

Las coronas de cuerda Rolex Twinlock y Triplock cuentan con dos o tres zonas selladas en su interior para garantizar una hermeticidad digna de la escotilla de un submarino.

Corona de cuerda Rolex
Caja Oyster
Lente Cyclops
len • te • cy • clops
  1. Lente de aumento patentada por Rolex en 1953 para agrandar la emblemática fecha del Datejust.
  2. Bautizada así por el gigante de un solo ojo de la mitología griega.
  3. Una característica distintiva de los relojes Rolex, fácilmente reconocible a distancia.
  4. Hecha con el mismo cristal de zafiro que el cristal al que está fijada.
  5. Provista de un doble recubrimiento antirreflejo para asegurar una legibilidad inmejorable de la fecha.
  6. La Esencia Rolex.

Bisel

Diseño y funcionalidad

Para Rolex, el diseño y la funcionalidad suelen ir de la mano. Esto es especialmente cierto en el caso del bisel, un componente esencial de la marcada identidad visual de los relojes Oyster.  A lo largo de los años han surgido biseles de distintas formas, fijos o giratorios, con nuevas funciones según el tipo de reloj: tiempo de inmersión, doble huso horario, visualización 24 horas, escala taquimétrica, etc.

Bisel Rolex
Bisel estriado

El bisel estriado

Una firma exclusiva de Rolex

En un principio, el diseño estriado del bisel Oyster tenía una función específica: servía para atornillar el bisel a la caja garantizando la hermeticidad del reloj. Además, era idéntico al acanalado del fondo de la caja, atornillado a ésta por la misma razón mediante herramientas específicas de Rolex. Con el tiempo, el estriado se convirtió en un elemento puramente estético, una auténtica característica distintiva de Rolex. En la actualidad, el estriado es una marca de distinción y está disponible únicamente en los modelos en oro.

EXPLORE MÁS

¿Le gustaría saber más acerca de Rolex?