ESFERAS

Los diversos rostros del reloj

La esfera confiere al reloj un rostro y una identidad propios. Además, permite visualizar las funciones: horas, minutos, segundos, fecha y otros indicadores de tiempo. La esfera, interfaz entre quien lleva el reloj y el movimiento mecánico del mismo, debe dar cabida a toda la información proporcionada por las manecillas en un espacio muy reducido, y a la vez respetar estrictos criterios estéticos y de legibilidad.

La creación de esferas es un verdadero métier d'art, la suma de numerosas habilidades que exigen tanto un gran talento artístico como el uso de la tecnología más puntera. Son muy pocas las casas relojeras que, como Rolex, reúnen bajo su propio techo todos los aspectos de la creación de las esferas, desde el diseño hasta la producción.

NÁCAR

NÁCAR

Un caleidoscopio encantador

El nácar, por su naturaleza, se presenta como un material misterioso y sorprendente. En función de su origen, puede ser de color rosa, blanco, negro o amarillo; con una intensidad del color y estructura que pueden cambiar dependiendo de la parte de la concha de la cual ha sido extraído. Según el tipo de luz puede evocar un cielo tormentoso, una luna clara, o los reflejos irisados del agua.

En Rolex, el nácar nunca se colorea de forma artificial. El trabajo y el savoir-faire de Rolex tienen como fin realzar su belleza natural y conservar sus tonalidades originales. Cada esfera de nácar es una pieza única, dos muñecas nunca lucirán la misma.

Algunos verán en sus reflejos un cielo tormentoso a punto de ser desgarrado por un relámpago, otros verán una extraordinaria constelación de nubes ondulantes.

Esfera Rolex
es • fe • ra
  1. Imagen representativa de un Rolex, responsable de su identidad y su legibilidad.
  2. Se caracteriza por sus índices de oro de 18 quilates para que conserven su brillo.
  3. Disponible en miles de variantes únicas de color, textura y diseños exclusivos Rolex.
  4. Ínte­gramente diseñada y fabricada por Rolex, principalmente a mano, para alcanzar la perfección.
  5. Donde la dedicación abso­luta al arte relojero se refleja en todo su esplendor.
  6. La Esencia Rolex.

APLIQUES

Las características expresivas del rostro

Corona Rolex a las 12 h, números árabes o romanos, índices clásicos o Profesionales de formas geométricas o deslumbrantes piedras preciosas engastadas: si bien la esfera es el rostro del reloj, los apliques son las características que dan profundidad a su personalidad.

LA HORA DEL TÉ EN NÚMEROS ROMANOS

¿Sabía usted?

La personalidad de un reloj es en gran parte producto de los detalles de la esfera: color, gemas, índices, números romanos o árabes. Todos ellos muy familiares. Pero, ¿cuántas personas reconocen una característica especial de los apliques de números romanos en las esferas Rolex?

El uso del IIII en lugar del IV se conoce como "el cuatro de los relojeros", y se desconoce la razón exacta de su existencia. Lo que sí sabemos con certeza es que no es una convención reciente. El IIII era utilizado por los antiguos egipcios, los griegos, y más tarde por los etruscos, de quienes lo copiaron los romanos.

En realidad, el IV comenzó a ser utilizado a fines de la Edad Media, y cuando se fabricaron los primeros relojes mecánicos, entre el siglo XIII y mediados del XIV, el IIII todavía era de uso común. El que lo siga siendo en la actualidad suele ser atribuido al hecho de que aporta un equilibrio maravilloso a la esfera. Y es que después de todo, la modernidad no debería interferir con la perfección.

Explore más

¿Le gustaría saber más acerca de Rolex?