BRAZALETES Y CIERRES

Fiabilidad, confort y estética

Los brazaletes y los cierres constituyen una parte importante del placer único que supone llevar un reloj Rolex. Su ergonomía cuidadosamente estudiada, su robustez y fiabilidad, así como su estética y su brillo son las características propias del reloj. 

Al igual que la caja Oyster, son producto de una compleja alquimia entre forma y función. Su diseño, desarrollo y producción, así como las estrictas pruebas que deben superar, requieren un savoir-faire y la tecnología más avanzada. 

OYSTERLOCK

Máxima seguridad, deleite sensorial

De todos los componentes de un reloj Rolex, el cierre, vínculo táctil entre el reloj y quien lo luce, es el que está expuesto a la más constante manipulación. Y pocos son tan cruciales para la seguridad de esta preciada posesión y el confort de su dueño.

El cierre Oysterlock de nueva generación reconcilia las exigencias impuestas a los relojes Professional con una sublime combinación de la más robusta y sofisticada ingeniería, facilidad de uso, líneas fluidas, y por encima de todo, seguridad.

ROLEX GLIDELOCK

Inmersión y máximo confort

Este brazalete con doble sistema de expansión, elaborado con acero 904L y altamente resistente a la corrosión, ha sido diseñado para vivir bajo el agua. Gracias a su cierre patentado Rolex Glidelock, los submarinistas pueden alargar la correa hasta 20 mm, con incrementos precisos de 2 mm; la extensión de eslabones Fliplock permite adaptar la correa hasta 26 mm.

Esta impresionante prolongación permite un uso seguro y cómodo sobre los trajes de submarinismo más aislantes.

EL BRAZALETE OYSTER

Identidades icónicas

Introducido a finales de la década de 1930, este brazalete metálico particularmente robusto con tres eslabones largos y planos, sigue siendo el puntal de la colección Oyster. Equipa especialmente el conjunto de modelos Profesionales, pero también determinados modelos clásicos como el Datejust, el Day-Date y el Sky-Dweller. Puede estar dotado de todos los tipos de cierres Rolex (Oysterclasp, Oysterlock y Crownclasp), e integrar el cómodo sistema de extensión rápida Easylink.

El brazalete President

Identidades icónicas

El brazalete President

Refinado y exclusivo, este brazalete metálico de tres eslabones redondeados fue creado en 1956 para acompañar el lanzamiento del prestigioso modelo Oyster Perpetual Day‑Date. Hoy en día el brazalete President se sigue reservando a los modelos Day-Date y a determinados modelos Datejust de mujer de metales preciosos, y siempre está equipado con un elegante cierre invisible Crownclasp.

El brazalete Jubilé

Identidades icónicas

Este brazalete fluido y confortable de cinco eslabones se creó específicamente para el lanzamiento del modelo Oyster Perpetual Datejust en 1945. Actualmente, siempre está equipado con un elegante cierre invisible Crownclasp.

Brazalete Rolex
bra • za • le • te
  1. Brazalete icónico que fija cómodamente un Rolex a la muñeca.
  2. Disponible en las inconfundibles versiones Oyster, Jubilé, Pearlmaster o President.
  3. Se caracteriza por la extrema resistencia de sus componentes.
  4. El sistema patentado Easylink permite extender sin esfuerzo el brazalete para una mayor comodidad.
  5. Se cierra de manera cómoda y segura gracias a su cierre desplegable.
  6. La fusión perfecta entre elegancia, funcionalidad y fia­bilidad.
  7. La Esencia Rolex.
El brazalete Pearlmaster

El brazalete Pearlmaster

Identidades icónicas

Este brazalete metálico de cinco eslabones combados, sensual y sofisticado a la vez, se creó en 1992 para el lanzamiento de los modelos Pearlmaster. Siempre está equipado con un elegante cierre invisible Crownclasp.

Explore más

¿Le gustaría saber más acerca de Rolex?